jueves, 29 de diciembre de 2011

Entrevistas de trabajo, ¿qué se pide hoy?


Para optimizar la búsqueda de empleo, es esencial tener un conocimiento previo de las condiciones del mercado de trabajo para orientar la "investigación laboral" y manejarse durante la entrevista personal. Esta puede mejorar de manera notable cuanto mayor conocimiento se tiene sobre la empresa y lo que se espera del candidato. Aparte de la formación técnica que requiera el puesto, las capacidades personales que más tienen en cuenta a día de hoy los entrevistadores son la adaptación al cambio, la polivalencia en el desarrollo de las tareas, el trabajo en equipo, la asertividad y el autocontrol. Respecto a la formación y los estudios, los idiomas son la estrella.


Referirse en la actualidad a las demandas de una entrevista de trabajo puede parecer paradójico, con una tasa de paro que afecta a casi la cuarta parte de la población trabajadora en España. Pero lo cierto es que conviene, más que nunca, conocer qué se pide en ellas, ya que un mercado laboral en crisis implica una mayor exigencia de aptitudes a los candidatos.

Según el reciente 'Estudio Manpower de Proyección de Empleo', el 81% de los directivos españoles no prevé realizar ningún cambio en sus plantillas durante el primer trimestre de 2012. Solo el 5% espera aumentar la contratación y un inquietante 13% prevé reducir el número de empleados de su plantilla.

Lejos de imaginar que la salida a esta situación es el pesimismo, estos datos quizá expliquen por qué uno de los primeros factores analizados hoy por quienes evalúan a los trabajadores postulantes es la capacidad de aportar algo desde los puestos de trabajo más variados. La confianza se transforma en el valor más codiciado en épocas de desaliento y comienza en el mismo momento de la entrevista de trabajo.


Capacidades técnicas y perfiles
El primer requisito de cualquier entrevista laboral lo marca, como es obvio, la formación técnica o académica del postulante, en función del puesto que pretende ocupar. Según las evaluaciones más recientes del mercado de trabajo, Ingeniería y Económicas son las áreas formativas más solicitadas o que menos han experimentado la merma en la demanda. Junto con estos, los perfiles comerciales representarían alrededor del 50% de los puestos de trabajo vacantes.


En cuanto a la capacidad de conseguir empleo en función de los estudios, haber cursado algún tipo de ciclo formativo de grado superior supone un 17,1% más de probabilidad de estar ocupado que una persona con estudios primarios, frente al 4,4% contabilizado en 2007. Por edades, los más jóvenes representan la menor probabilidad de encontrar empleo, lo que supone una desventaja que ha aumentado durante la crisis.


Las mujeres también tienen menos posibilidades que los hombres, aunque en este campo el porcentaje apenas ha variado desde 2007. Además, en la actual coyuntura, ser español aumenta en un 8,6% las probabilidades de acceder a un puesto de trabajo. Uno de los datos más relevantes del actual mercado laboral es que el número de años de estudio medio de los trabajadores con empleo ha aumentado en todas las comunidades, lo que muestra que el paro ha sido implacable con quienes tienen menos estudios.


Flexibilidad y polivalencia
Las capacidades personales son uno de los aspectos más observados al evaluar la aptitud de un candidato para ocupar un empleo. Esto vale para todas las actividades, donde la mayoría de los conocedores del mercado de trabajo coinciden en afirmar que la flexibilidad en un concepto amplio y la polivalencia en el desarrollo de las tareas están en el punto de mira de los entrevistadores en todas las áreas. Esto pone de relieve que cada vez son más importantes la comunicación, el trabajo en equipo, la asertividad y el autocontrol, como aptitudes personales destacadas.


Tener algún tipo de ciclo formativo de grado superior supone un 17,1% más de probabilidad de estar ocupado
Estas serían hoy las cualidades que diferencian a las personas durante una entrevista de trabajo. Por ello, mostrar un perfil de trabajador de una sola orientación y especializado reduce las posibilidades de éxito.


Hay dos ámbitos de competencias personales, aptitudes y actitudes, que son básicas para dar una imagen positiva en una entrevista laboral.


Aptitudes


Capacidad de relación, contacto y comunicación.
Capacidad de organización y planificación.
Creatividad.
Resolución de problemas y conflictos.
Capacidad de negociación.
Actitudes


Trabajo en equipo y cooperación.
Disposición al aprendizaje y al cambio.
Iniciativa.
Dinamismo.
Tenacidad.
Inglés: muy demandado
De todas las capacidades requeridas en una entrevista de trabajo, los idiomas se muestran como el área de conocimiento más provechosa en el momento de buscar un empleo. El conocimiento del inglés aumenta un 44% las posibilidades de conseguir empleo y es uno de los principales requisitos exigidos por las empresas que buscan ocupar un puesto de trabajo.


Saber inglés aumenta un 44% las posibilidades de conseguir empleo
Esta exigencia varía en función de los puestos. En efecto, dominar un segundo idioma es requisito indispensable en el 58% de las ofertas dirigidas a recién licenciados, pero esta cifra aumenta hasta el 65% si se requiere cubrir un puesto de ejecutivo intermedio y hasta el 100%, en el caso de un cargo de alta dirección.


Aunque el inglés es el idioma más buscado en todo el mundo, en España la lista la completan el francés y el alemán, con un crecimiento importante del chino, que cobra protagonismo debido a las oportunidades de trabajo que genera el mercado en ese país.






Fuente:http://www.consumer.es/web/es/economia_domestica/trabajo/2011/12/29/205786.php
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...