jueves, 12 de enero de 2012

Piden una indemnización de 900.000 euros para un trabajador que quedó tetrapléjico

Dos jefes de obra, y la coordinadora de seguridad y salud de las obras como cooperadora necesaria se enjuiciarán en el Juzgado de lo Penal número 3 de Ciudad Real por un presunto delito contra los derechos de los trabajadores y otro de lesiones por imprudencia grave que terminó con un accidente laboral en el que un trabajador de 21 años quedó tetrapléjico.

En concreto, la fiscal solicita dos años y tres meses de prisión y tres de inhabilitación para el ejercicio de sus profesiones para el jefe de obras de la constructora que se encargaba de las obras y uno de los dos socios-administradores de la subcontrata. Asimismo, para la coordinadora de seguridad y salud de las obras solicitan una pena de un año y ocho meses de prisión e inhabilitación especial de dos años y seis meses para ejercer su cargo.

Según el escrito de acusación de la fiscalía los hechos ocurrieron el 10 de noviembre de 2004 en las obras de construcción de 38 unifamiliares en las inmediaciones del Hospital General de Ciudad Real. 

Para la coordinación de la seguridad laboral en estas obras se adoptaron diversas medidas, entre ellas un plan elaborado por la coordinadora y la presencia de un técnico de prevención de la empresa que informaba periódicamente al jefe de obra ahora imputado.

En este sentido, las conclusiones provisionales de la fiscalía recogen que el técnico había comunicado en diversas ocasiones al jefe de obras la necesidad de adoptar las correspon-dientes medidas colectivas de riesgo de caída en altura, llegando a elaborar un informe el 9 de noviembre, un día antes del accidente, en el que amenazaba con la paralización de las obras “si no se corregían las graves deficiencias observadas respecto a las medidas de protección colectiva”.

Además, la fiscal añade que ese mismo 9 de noviembre el jefe de obras comunicó al administrador de la subcontrata la necesidad de agilizar las obras trabajando por la noche y, sin adoptar las medidas complementarias, se comenzó esa misma noche y sin que la coordinadora de seguridad y salud “a pesar de conocer, igualmente, las graves deficiencias en materia de seguridad” exigiera la corrección de las medidas, “propiciando así el mantenimiento de la situación de peligro y generación de elevado riesgo”.

De esta forma, a las 5.30 horas del 10 de noviembre de 2004 la víctima, que estaba trabajando a siete metros de altura, cayó y se golpeó con el encofrado de la escalera.

“El accidente se hubiera evitado si se hubiera instalado protección lateral en el andamio de borriquetas mediante barandillas o bien se hubieran encontrado instaladas las medidas preceptivas de protección colectivas”, indica el Ministerio Fiscal en su escrito de conclusiones provisionales, al tiempo que solicita una indemnización de más de 700.000 euros, que la acusación particular, eleva a 900.000 euros.

Además va más allá y, aparte de las tres personas acusadas por la fiscal, ha extendido la acusación al arquitecto y al arquitecto técnico de la obra por considerar que hicieron dejación de funciones ya que eran los máximos responsables del proyecto y la ejecución de la obra. En todos los casos, pide dos años y tres meses de prisión, excepto en el del jefe de obras que indemnizó parcialmente a la víctima antes del juicio y para el que la petición de prisión se reduce a 18 meses. Además, la indemnización solicitada se eleva a 900.000 euros.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...