jueves, 3 de mayo de 2012




Arcosur cobrará vida durante los próximos meses. El Consejo de Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza ha dado el visto bueno a la modificación del plan parcial de Arcosur una vez aprobado el plan de viabilidad por la Junta de Compensación, por lo que podrá continuar la urbanización de este nuevo barrio del sur de la ciudad.

El acuerdo ha salido adelante con los votos del equipo de Gobierno del PSOE y de los grupos de CHA e IU, y la abstención del PP, actitud que el consejero municipal de Urbanismo, Carlos Pérez Anadón, ha tachado de irresponsable.

Con este acuerdo el Ayuntamiento de Zaragoza da el visto bueno al acuerdo previo alcanzado por las entidades financieras, que darán seguridad a la obtención del crédito para continuar con las obras de urbanización, la empresa constructora, que se ha comprometido a mantener los ritmos de construcción, y la Junta de Compensación.

El consejero de Urbanismo ha señalado que ahora la Junta de Compensación tiene "vía libre" para elaborar un nuevo documento, el plan parcial, que tendrá que ser informado por los técnicos.

En este plan se estudiará la condición de CHA de que en paralelo se vayan generando los equipamientos necesarios para el barrio con cargo a la cesión del 10 por ciento de los aprovechamientos urbanísticos y la construcción de otras 75 viviendas más de las 1.500 nuevas recogidas en el plan de viabilidad, lo que elevará la cifra de pisos en el barrio a cerca de 22.800.

Asimismo, a propuesta de CHA y de IU las viviendas tampoco deberán sobrepasar la Z-40.

Una vez que se presente la modificación del plan parcial, Pérez Anadón se ha comprometido a trabajar "de la forma más rápida posible" para su aprobación.

Ante las quejas expresadas por el PP por las formas empleadas para esta tramitación, el consejero ha asegurado que desde el punto de vista formal el proceso se ha llevado a cabo "correctamente" y ha asegurado que el pasado viernes todos los concejales "tenían conocimiento de que se iba a celebrar esta comisión".

El PP ha pedido la retirada del expediente, según su portavoz, Eloy Suárez, porque no tiene nombre, carece de informes técnicos y jurídicos para tener garantías de seguridad en "este importante desarrollo urbanístico", y de los servicios municipales que valoren la propuesta formulada por la Junta de Compensación.

A juicio de Suárez, este expediente "tiene muchas más dudas que respuestas" porque el PSOE "se ha empeñado en ocultarlo", aunque ha justificado su abstención en lugar del voto en contra "con la esperanza de recuperar la coherencia" y siempre que se den las garantías jurídicas y económicas para que el plan sea viable.

Para Suárez, "no es de recibo" que una operación que cuesta "más de 300 millones de euros, y que afecta a miles de personas y cooperativistas, se pretenda resolver por vía de urgencia".

Desde CHA, su portavoz, Juan Martín, ha dicho que cree que la "peor imagen" que se puede lanzar a cooperativistas y sectores económicos implicados en el proyecto es "la que están mandando algunos partidos del Ayuntamiento" porque "no se puede frivolizar con la vida y vivienda de miles de personas".

Martín ha advertido de que no implicará solo una modificación del plan parcial sino también del proyecto de reparcelación.

El portavoz de CHA se ha mostrado contento porque piensa que el acuerdo va a servir para mejorar la situación de los futuros vecinos y garantizar que estén los equipamientos básicos cuando la mayor parte de los habitantes ocupen las vivienda.

Por su parte, el concejal de IU Pablo Muñoz ha subrayado que el acuerdo logrado hoy permite iniciar los trámites para modificar el plan parcial en el que esta formación introducirá sus propios criterios.

Muñoz ha recordado que el plan de viabilidad de febrero establecía una prórroga de obras; la posibilidad de una recepción parcial de la urbanización, de eliminar cargas prescindibles, de soluciones constructivas más baratas y de aumentar la edificabilidad, y un calendario de pagos y otro de cobros.

Frente a esta postura, IU ha querido plantear una "posición de fuerza" frente a los promotores, al planteamiento de la reducción de costes, a la morosidad detectada y a la prórroga de las obras, lo que implicará continuar las negociaciones de cara a la aprobación del plan parcial, ha dicho.

Fuente: Heraldo
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...